El análisis por Jordi Garcia Soler

 El Plural / Política

La exitosa fórmula de reparto divide al PP, con sus barones satisfechos

El nuevo modelo de financiación autonómica, un espaldarazo a la gestión de Montilla y al Estatut

 Todo apunta a que en muy pocas semanas, tal vez tan sólo en muy pocos días, tras unas negociaciones tan prolongadas como complejas e intensas, será finalmente aprobado el nuevo sistema de financiación autonómica. Su aprobación se producirá con un muy amplio consenso de las quince comunidades autónomas afectadas por este nuevo sistema de financiación –las dos restantes, País Vasco y Navarra, se rigen por el sistema del concierto económico reconocido en nuestra Constitución-, aunque son de prever algunas reacciones adversas por parte tal vez de la actual dirección del PP y sin duda alguna también por parte de CiU.

El todavía vigente sistema de financiación autonómica no se ajusta en modo alguno a la realidad de la cambiante sociedad española actual. El gran aumento de población de algunas comunidades autónomas en estos últimos años –Cataluña, por ejemplo, ha pasado de 6 millones a cerca de 7,5 millones de habitantes-, con todo cuanto ello implica de mucho mayor gasto en servicios básicos como son la sanidad y la educación, así como el déficit fiscal acumulado por estas mismas comunidades durante los últimos lustros, hacen necesario un nuevo y más justo sistema de financiación autonómica.

Las siempre polémicas balanzas fiscales
Ha quedado claro que no era una reivindicación propagandística la exigencia, reiteradamente formulada sobre todo desde Cataluña, de que se dieran a conocer las balanzas fiscales entre las comunidades autónomas. Su publicación, por parte del Ministerio de Economía y Hacienda, puso al descubierto una realidad que se daba de bruces con las argumentaciones de quienes pretendían sostener que alguna o algunas comunidades autónomas más desarrolladas eran las que se beneficiaban con el vigente sistema de financiación autonómica. Muy al contrario, los datos demostraron que los criterios de solidaridad autonómica perjudicaban de forma muy grave y reiterada a algunas comunidades, en especial a Baleares, Cataluña, Madrid y Valencia.

El tan denostado modelo catalán
La polémica aprobación del nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña puso sobre la mesa del Gobierno presidido por José Luís Rodríguez Zapatero la patata caliente de la obligación legal de acordar con el Gobierno de la Generalitat presidido por José Montilla un nuevo sistema de financiación para Cataluña. Y este nuevo sistema de financiación autonómica, defendido con gran energía y tenacidad por el propio president Montilla y todo su Gobierno, exigentes en el estricto cumplimiento legal de lo establecido en el Estatut –no sin desencuentros, tensiones y fricciones entre PSOE y PSC-, ha pasado a ser no ya aceptado sino asumido con evidente satisfacción por parte de casi todos aquellos que lo habían criticado y denostado.

Un PP descolocado
Lo ha advertido, con su característica sabiduría política, un veterano como el socialista Ramón Jáuregui: “la negociación del sistema de financiación autonómica no es entre partidos políticos sino entre comunidades autónomas, cada una en defensa de sus propios intereses”. De ahí el gran desconcierto de una dirección central del PP ante la satisfacción demostrada por sus más caracterizados dirigentes territoriales, con la presidenta madrileña Esperanza Aguirre y el presidente valenciano Francisco Camps a la cabeza, ante una propuesta de acuerdo que satisface los legítimos intereses de las comunidades que presiden.

Igualdad de derechos básicos
El nuevo sistema de financiación autonómica respetará, como no puede ser de otro modo, la absoluta igualdad de derechos básicos de todas las personas residentes en España, sea cual sea el lugar de su residencia. Se considera derecho básico el acceso libre, universal y gratuito a la sanidad y la enseñanza públicas. De ahí que el criterio poblacional sea fundamental en este nuevo sistema de financiación de las comunidades autónomas. Los elementos correctores, de solidaridad interterritorial y de nivelación autonómica, no pueden dar como resultado, como sucede aún ahora, que alguna o algunas de las comunidades que realizan una mayor aportación fiscal puedan acabar siendo de las que menor dotación reciben por habitante.

El desconcierto de CiU
A la espera de conocer con detalle el contenido definitivo del acuerdo, y en especial su concreción en cifras económicas, CiU vive momentos de creciente desconcierto. Desde sus propios intereses partidistas los dirigentes de la federación nacionalista ansiaban un sonoro fracaso del president Montilla y su Gobierno en la negociación con el Gobierno del presidente Rodríguez Zapatero, pero la realidad de los hechos les ha sumido en un estado de gran perplejidad política. No obstante, sea cual sea el acuerdo final y su definitiva concreción en cifras, CiU está dispuesta a criticarlo. Por si acaso, tras sucesivas modificaciones han dado a conocer ya su sexta cifra mínima de financiación anual para Cataluña. Y si ésta se cumpliera, propondrían una séptima cifra. Todo antes que reconocer este nuevo gran éxito político del president Montilla, que a la postre es un éxito de todo nuestro Estado de las Autonomías, de esta España plural.

Jordi García-Soler es periodista y analista político

Anuncios

One Response to El análisis por Jordi Garcia Soler

  1. Está demostrado que CiU, no hace oposición constructiva, que consiste en indicar lo que a juicio del grupo político, no se está haciendo bien y en consecuencia dar alternativas a lo que se critica, pero no criticar lo que no se conoce o no reconocer que la actuación del que gobierna es la adecuada.
    Reconocer cuando alguien hace algo bien es síntoma de que la actitud no es de prepotencia, no reconocerlo nunca o muy contadas ocasiones demuestra la falta de talante.
    En fin, amigo Suñé, tu ya sabes como se las gastan los salvapatrias de un la do u otro.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: