El País, 26/07/2010: TRIBUNA: CARME CHACÓN Y FELIPE GONZÁLEZ: Apuntes sobre Cataluña y España

28/julio/2010

TRIBUNA: CARME CHACÓN Y FELIPE GONZÁLEZ

Apuntes sobre Cataluña y España

El problema sigue estando en la resistencia del PP a reconocer la diversidad de España y en la obstinación de los sectores catalanes que magnifican las fricciones y minimizan los avances históricos conseguidos

CARME CHACÓN Y FELIPE GONZÁLEZ 26/07/2010

Cataluña es hoy uno de los sujetos políticos no estatales, llamados naciones sin Estado, con mayor nivel de autogobierno de toda Europa, gracias a la Constitución española de 1978 y a los Estatutos de Autonomía de 1979 y 2006.

El camino recorrido por nuestra democracia ha ido superando dos resistencias. La de los centralistas, que consideran el proceso como un debilitamiento de la nación española y una afrenta al castellano. Y la de los separatistas, que presentan los avances como un engaño y magnifican cualquier fricción como ofensas a Cataluña.

La Constitución y los Estatutos, como el bloque institucional básico que asegura tanto la articulación de España como la cohesión interna de Cataluña, han sido las normas que mayor apoyo social han alcanzado nunca en Cataluña. Son las normas que permiten la convivencia de identidades diversas en un mismo espacio y con las mismas reglas de ciudadanía.

Una amplia mayoría de catalanes compatibiliza su identidad catalana y española, sin considerarlas excluyentes, con un acento mayor o menor en cada una de ellas.

En esta perspectiva ha de entenderse el proceso de tramitación del Estatut de 2006 y la sentencia del Tribunal Constitucional. Pero esta merece algunas consideraciones:

– Los votos particulares que respaldan la impugnación del PP expresan una visión preconstitucional del Estado. Se niega la noción misma de autogobierno, se cuestiona la inmersión lingüística que cohesiona a Cataluña, se escatima la condición de parte del Estado a la Generalitat, y se llega a desfigurar incluso su nombre. Y, para ello, se invoca como autoridad jurídica y política… la Biblia.

– La sentencia aprobada por la mayoría del TC resulta ambivalente. En su fallo preserva la inmensa mayoría de los preceptos estatutarios y rechaza casi todas las objeciones del recurso del PP. Pero en los fundamentos de la sentencia se refleja un desconocimiento de la diversidad catalana en la realidad española. Usa expresiones ofensivas: ciudadanía catalana como “una especie de subgénero de la ciudadanía española”; injustificada primacía natural de cualquier norma estatal, u obsesión injustificada por la indisoluble unidad de la nación española.

– Si a ello se unen las dilaciones, la obstrucción intencionada de su renovación por parte del PP, o la recusación de algún miembro, se entiende perfectamente que la sentencia del TC, mucho más que el fallo, produjera indignación y rechazo en sectores amplios de la sociedad catalana.

En rigor, los efectos jurídicos del fallo sobre la realidad del Estatuto son pequeños. No solo por la extensión del texto afectado -un solo artículo e incisos de párrafos de 13 artículos sobre 238-, sino también porque la práctica totalidad sigue en vigor, y podrá ser desarrollado con la misma normalidad jurídica y política con la que se ha hecho en los cuatro años transcurridos.

El fallo consagra y constitucionaliza el mayor nivel de autogobierno alcanzado; reconoce derechos propios a los ciudadanos de Cataluña, y todas las competencias que el Parlament había propuesto. Reconoce los derechos históricos, el estatuto lingüístico, la bilateralidad en las relaciones con el Gobierno central y convalida el sistema de financiación y la organización territorial propia de Cataluña. Por tanto, mayor autogobierno institucional y de fuentes del derecho.

El problema no radica, pues, en la Constitución, que se ha revelado por más de tres décadas como un texto incluyente de la diversidad y ha permitido el desarrollo de un proceso federalizador en la configuración del Estado de las Autonomías, aunque no estuviera contemplado en su letra. Tampoco radica en este Estatut, a pesar de las insidiosas campañas del Partido Popular sobre la ruptura de España o el tutelaje de ETA. Estos cuatro años de desarrollo sin fricciones lo demuestran.

El problema sigue estando en la resistencia del PP a reconocer la diversidad de España y en la obstinación de los sectores catalanes que magnifican las fricciones y minimizan los avances históricos que hemos vivido. Y radica también en la falta de energía de quienes desde Cataluña y desde el resto de España apostamos por la vía del entendimiento y rechazamos tanto el camino de la imposición uniformadora como el de la separación.

El malestar que predomina en Cataluña se observa con extrañeza en el resto de España. Como ya sucedió con la aprobación del nuevo sistema de financiación, un 5% de problemas ensombrecen el 95% de avances y soluciones.

Las responsabilidades políticas de esta situación están repartidas, aunque en distintas proporciones. Todas las fuerzas políticas incurrimos en oportunismos. Pero los más responsables de la situación son los que, tras perder la votación sobre el Estatut en las Cámaras y en el referéndum, decidieron recurrirlo al Constitucional, para pasar a continuación a bloquear su renovación, a torpedear su composición y a presionarlo. También tienen grave responsabilidad quienes se excluyeron del consenso del Estatut y ahora se rasgan las vestiduras reivindicando la misma norma que rechazaron. Eso sí, proponen como mágica solución la independencia con argumentos que combinan la apelación a las emociones -especialmente las negativas- con la invocación de un grosero cálculo económico cada vez más distante de las tradiciones progresistas y más cercano a los postulados de la Liga Norte italiana.

Tras la manifestación de Barcelona, ya ha habido quien ha proclamado sin más que la vía del autogobierno está superada, sin tener en cuenta la pluralidad de opciones que animaban tanto a los asistentes como a los no asistentes. Sin embargo, la vía del autogobierno, como la de la Constitución, es la única con plena vigencia.

Lo que ha caducado es la composición del Tribunal Constitucional. Por eso urge su cambio, que aliviará la pesadumbre que produce la lectura de las 800 páginas de esta sentencia y que nos lleva a añorar los tribunales presididos por García Pelayo, Tomás y Valiente o Cruz Villalón.

Cuando se disipe la espuma y se observe con serenidad la situación, se comprobará que no hay un antes y un después. La historia de las relaciones entre Cataluña y España, con encuentros y desencuentros, es una realidad multisecular, cuyo devenir hay que medirlo en unidades de tiempo más amplias que los incidentes de recorrido. Y en esta relación se reiteran las posiciones abiertas desde el siglo XIX.

– La de quienes se identifican con una historia única, con una sola lengua, en una España uniforme. Apoyan la involución que preconiza el PP y sus medios, azuzando el desencuentro, y ahora miran para otro lado esperando que la tempestad amaine.

– La de los que nunca han aceptado un espacio público compartido con España; la del lamento independentista y soberanista que exagera y amplifica los agravios y, cuando no existen, los inventa.

– Las de quienes no confundimos el griterío anticatalanista de los centralistas con España, igual que distinguimos entre una minoría estridente de catalanes y Cataluña; los que pensamos que esta sentencia no es la Constitución; los convencidos de que la fuerza de España está en su diversidad, en la potencia del autogobierno, de la federalización inserta en el marco normativo que nos dimos. Es el camino de la mayoría de catalanes y españoles.

Lo conseguido hasta ahora, convivir en paz y libertad sin renunciar a lo que somos ni a lo que queremos ser, es lo que importa, a pesar de quienes se empeñan en atizar el enfrentamiento. Nuestro reto no se limita a restituir los preceptos del Estatut objetados que pueden recuperarse. Va más allá. Debemos demostrar que estos 30 años de convivencia y autogobierno no han sido un paréntesis, sino el inicio de una nueva etapa; hemos de poner de manifiesto que la Constitución de 1978 fue punto de encuentro y de partida; que la concepción de España como “Nación de naciones” nos fortalece a todos. Que no hay ninguna razón para rechazar la diversidad identitaria que caracteriza a España como una nación política y cultural, no como un mero armazón jurídico. Este reto exige perseverancia y energía, porque implica trabajar sobre una materia que no son solo preceptos legales, son emociones y sentimientos de pertenencia. Pero en este reto nos jugamos la convivencia libre, democrática, en paz.

Carme Chacón es ministra de Defensa y Felipe González fue presidente del Gobierno español.


Ple de Riure 2010: ¡¡¡Èxit total!!!

27/julio/2010

Ja s’ha acabat la setmana boja del Ple de Riure al Masnou amb un èxit descomunal i, possiblement, amb els índexs de participació més alts… I pensar que CiU i PP s’ho volen carregar…

¡¡¡Visca la crisi!!! Que diria Leo Bassi.

Aquest pallasso va tancar el Festival amb una crítica ferotge a la classe política, especialment a la dreta, tot i que ningú no va quedar sa i estalvi.

Divendres, el genial duo Faemino y Cansado van delectar el públic assistent amb un repertori del seu humor esperpentic, intel·ligent i avançat… el més semblant als Germans Marx que mai he vist.

Realment ha estat un encert dur-los aquest any al Masnou.

Felicitar de tot cor la Marta Neira i el seu equip que han estat capaços un cop més superar-se, al igual que als Chapertons, alma mater del festival així com a la resta de la organització.

Per corroborar l’èxit del festival, unes fotos de la Plaça Marcel·lina de Monteys i un altre de l’espectacle del Faemino y Cansado…

¡¡¡Fins l’any vinent!!!


Entrevista a Zapatero en El País, 25/07/2010: REPORTAJE: ZAPATERO, AHORA

25/julio/2010

“He pasado noches sin dormir”

El presidente atraviesa su peor momento. Pero no arroja la toalla. “Que nadie dude de que si hay que adoptar nuevas medidas, lo haré”, afirma a EL PAÍS. Ministros y colaboradores trazan su perfil íntimo

JOSÉ LUIS BARBERÍA 25/07/2010

Ha cambiado poco desde que asumió el liderazgo del PSOE hace 10 años. Es un apasionado de la política, consumado estratega del poder, experto en el manejo de personas y el control de los tiempos. Pasó en blanco la madrugada del 10 de mayo, pendiente de la UE y de los mercados. Ahora parece más tranquilo. “La situación es mala, pero ya no muy mala”, explica en una conversación con EL PAÍS. Este es el perfil de un presidente que atraviesa un momento clave

El adolescente que imitaba ante el espejo los ademanes y la abovedada voz de Felipe González se mira ahora en las doradas lunas del palacio de la Moncloa y encuentra a un hombre de rostro angulado, expresión seria, bolsas en los ojos y mirada rígida. El joven diputado que hace 10 años encandiló a la militancia socialista con un discurso renovador, fresco, ilusionado, opone hoy una sonrisa hierática tocada ocasionalmente con un rictus de amargura. Ya dice Felipe González que a “José Luis” le ha golpeado la realidad de la crisis y que se le nota. Se nota que la realidad le ha doblado el espinazo programático discursivo y le ha forzado a adoptar medidas que se había comprometido a no aplicar jamás. ¿Le ha quebrado también el ánimo al presidente?

“Parece deprimido”. Durante los últimos meses, los visitantes de La Moncloa han dejado flotando en el ambiente la sensación de un Zapatero castigado por la realidad que dictan los mercados financieros y por la vertiginosa pérdida de crédito en los sondeos. Alguno de estos visitantes ha tenido que acallar al taxista deslenguado que le conducía a su cita con el jefe del Gobierno. “Haga el favor de no insultarle más, que es mi amigo”. A propósito del estado anímico del presidente, su anterior director de gabinete, el sociólogo José Andrés Torres Mora, distingue cuidadosamente entre “el violín que toca una melodía triste” y “el violín desafinado”. Quiere decir que Zapatero está somatizando las preocupaciones ciudadanas del momento, pero que su pesadumbre no es patológica y que recuperará su proverbial optimismo en cuanto la sociedad vuelva a respirar con normalidad. Pese a que la situación se ha endulzado con el triunfo de La Roja y la mejora de los datos económicos, la crudeza de la coyuntura está poniendo a prueba al témpano emocional que se supone habita en La Moncloa.

“He pasado ratos muy malos, la verdad, sobre todo a la hora de decidir las medidas de recorte ante el shock económico”, indica el presidente.

-No me diga que incluso ha dejado de dormir a pierna suelta.

-He pasado alguna noche sin dormir. La noche del 9 al 10 de mayo la pasé en blanco, primero en contacto telefónico con la vicepresidenta, que estaba negociando en el Ecofin

[consejo de ministros de Economía de la UE] nuestro compromiso de reducir el déficit un punto y medio más, que supuso un esfuerzo grande para nosotros. Luego estuve a la espera de ver cómo reaccionaban los mercados. Digamos que pasé la noche esperando al índice Nikkei.

-¿Cómo combate la ansiedad?

Lee el resto de esta entrada »


Zapatero: “No estamos tan mal”

23/julio/2010

Publicado en El Plural / Política

“Nos encontramos mucho mejor de lo que parece y lo vais a vivir”

Zapatero: “No estamos tan mal”

ELPLURAL.COM / AGENCIAS

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no es optimista porque “desconozca las dificultades”, sino porque conoce “las potencialidades de España y de los españoles”. En su aniversario al frente del PSOE, el líder del PSOE se ha mostrado tanto emotivo como optimista: “Estamos mucho mejor de lo que parece y lo vais a vivir”. Con esta frase, Zapatero ha cerrado su discurso este jueves durante el acto de celebración del décimo aniversario de su llegada a la Secretaría General del PSOE, al que han asistido unos 150 dirigentes del partido y miembros de sus sucesivos gobiernos en estos años.

Asimismo, Zapatero ha querido recordar la expresión con la que inició el 35 Congreso Federal del PSOE, en el que inesperadamente fue elegido secretario general, cuando dijo “No estamos tan mal”.

Repaso de los avances socialistas
En su discurso, Zapatero ha repasado los avances que los socialistas han propiciado en estos seis años de Gobierno, se ha referido a éxitos como la retirada de las tropas de Irak y ha vaticinado que las reformas estructurales darán su fruto a medio o largo plazo. Tampoco ha esquivado retos pendientes como la recuperación del empleo.

Un país moderno y capacitado
Igualmente, el jefe del Ejecutivo ha expresado su optimismo por el futuro y lo ha justificado “en las potencialidades de España y de los españoles”. “Hemos superado momentos difíciles y demostrado al mundo que somos un país moderno, avanzado y capacitado como cualquier otro”, ha argumentado. “Somos el partido que más se parece a España”, ha subrayado el presidente.

Recuerdo a Perales y agradecimiento a Bono
Zapatero ha tenido un recuerdo especial para los miembros del partido fallecidos en la última década. Incluso, ha mencionado expresamente a Alfonso Perales. De la misma forma, ha agradecido –nada más comenzar a hablar– al presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, con el que compitió por la Secretaría General del PSOE, su trabajo en el partido.


Intervenció de Miquel Iceta en el debat sobre la sentència del Tribunal Constitucional. Parlament de Catalunya, 16 de juliol de 2010

21/julio/2010

Miquel Iceta.
Vicesecretari general del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) i portaveu del grup parlamentari i del partit.

Intervenció de Miquel Iceta en el debat sobre la sentència del Tribunal Constitucional. Parlament de  Catalunya, 16 de juliol de 2010.

Sr. president, senyores i senyors diputats,

Pujo a la tribuna amb motiu d’un debat important sobre un tema molt transcendental pel futur del nostre autogovern.

Probablement la proximitat de les eleccions al Parlament de Catalunya i també les diferències de fons pel que fa als projectes nacionals dels partits amb representació parlamentària, no ens permetin avui donar la resposta contundent, unitària i complerta que mereix la sentència del Tribunal Constitucional sobre el recurs presentat pel Partido Popular contra l’Estatut
d’Autonomia de Catalunya, ratificat en referèndum pels ciutadans i ciutadanes del nostre país.

Un problema tan greu no se soluciona amb un ple, una resolució, en una dia, una setmana o un mes.

Tot i que existeix aquest risc, crec que seria encara més perillós un escenari en el qual pretenguéssim negar allò que ens separa i tampoc no fóssim capaços de posar l’accent en allò que ens uneix.

Precisament per això vull començar la meva intervenció fent un tribut a la tasca desenvolupada pel President de la Generalitat des del moment en que es va conèixer que el Tribunal Constitucional havia dictat sentència a través d’una declaració institucional, que el meu grup parlamentari va subscriure sense reserves. Com subscriu avui la seva intervenció d’aquest matí.

El President Montilla va afirmar des del primer moment que rebutjava el contingut de la sentència, tot i que, lògicament, com a persona respectuosa de l’Estat de dret i de les institucions en què s’organitza, manifestava la seva disposició a acatar-la. S’ha dit en moltes ocasions i no està de més reiterar-ho, que acatar no vol dir necessàriament compartir.

Que en democràcia existeix també el dret a dissentir de les sentències. I aquest és un dret que cal exercir amb contundència quan es tracta de sentències dictades per tribunals en una situació tan anòmala com la de l’actual tribunal constitucional espanyol.

El President Montilla va fixar de forma clara un full de ruta per donar resposta a aquesta sentència, un esforç de lectura conjunta de la sentència que ha donat lloc a l’informe dels experts, que saludo i reconec des d’aquí, un esforç de treball conjunt per acordar una posició comuna en defensa de l’autogovern que, a hores d’ara i lamentablement, no s’ha pogut produir, una crida a partits, sindicats i associacions a convocar una manifestació unitària que pogués anar encapçalada per les institucions del país i presidida per la senyera de tots. Com així va ser. Afortunadament.

Gràcies, president, per haver mantingut des del primer moment una resposta digna i ferma a una sentència que mai no s’hagués hagut de produir. Gràcies per no haver fet partidisme i per haver pensat sobretot en el país. Tant de bo tots fóssim capaços de fer-ho sempre.

Gràcies, president, per defensar fermament les teves conviccions, encara que això de vegades ens generi algun problema als teus. El President Maragall ens va preparar per moments així.

Curiosament, president, la vostra posició de dignitat i fermesa va merèixer el qualificatiu de “feixista” per part de la dirigent del PP, Sra. Dolores De Cospedal, a qui jo li suposava un millor coneixement del que ha significat històricament el feixisme en el nostre país i a tota Europa.

El nostre grup parlamentari ja havia fixat quina seria la seva posició un cop coneguda la sentència, en una data tan llunyana com el 28 de març de 2007 quan des d’aquesta mateixa tribuna jo els deia:

L’Estat de dret, la legalitat i la política democràtica ens donen instruments per recuperar els elements que una eventual sentència desfavorable ens pogués fer perdre, perquè encara que el Tribunal Constitucional no ens donés la raó, nosaltres no perdríem les nostres raons, però només podem fer-les prevaler des del respecte a les institucions i a la llei. No trencant la baralla, per responsabilitat, per convicció, per interès, perquè no volem una fractura entre catalans, i tampoc una fractura entre catalans i la resta dels espanyols“.

Sr. President, senyores i senyors diputats, aquesta frase, pronunciada des d’aquesta mateixa tribuna el 28 de març de 2007, la repeteixo avui sense canviar ni una coma.

Per nosaltres l’Estatut no és mort, ni està ferit de mort, ni el camí del pacte constitucional del 1978 ha caducat, ni s’ha d’abandonar aquest rumb. No serà aquesta sentència la que ens faci canviar de conviccions ni de bandera. No a nosaltres.

Lee el resto de esta entrada »


Festa grossa al Masnou: Ple de riure 2010

18/julio/2010

El passat dijous, als Jardins públics de Can Malet, la Regidora de Cultura de l’Ajuntament del Masnou, Marta Neira (PSC), va presentar juntament amb els Chapertons, la programació del XIV Festival Còmic Ple de Riure.

Aquest festival va nèixer l’any 1996 de la ma del llavors Regidor de Cultura Eladi Torres (PSC).

La Marta Neira i l’Eduard Gisbert (PSC) ens conviden amb aquest escrit:

L’envelat instal·lat a la platja, a més de ser l’emblema del Festival Internacional de Teatre Còmic Ple de Riure, és també el símbol d’un dels esdeveniments més especials i més màgics del Masnou. Tot el municipi es transforma en el nucli del teatre, un escenari on es desenvolupen les històries i experiències més excitants i emocionants.
És el moment de veure la part còmica de la vida, totes aquelles coses que ens poden fer riure, i ser més optimistes amb el present i la realitat. Un esperit, aquest, que no ens hauria d’abandonar mai.
El Festival, com ja és habitual, ens porta al municipi alguns dels noms més destacats del teatre còmic català, estatal i internacional, i, a més, ens ofereix l’oportunitat de descobrir nous talents.
Però res del que ens proposa no seria complet si no comptés amb la col·laboració i la participació dels masnovins i masnovines.
Som conscients que ens arriba en el pitjor moment, que cal superar i que estem convençuts que superarem si tots pensem de manera positiva.
Caldrà fer com els grans còmics en moments difícils: somriure i tirar el Festival endavant.
Us hi esperem!
Eduard Gisbert
L’alcalde
Marta Neira
Regidora de Cultura

Si voleu conèixer la programació podeu connectar-vos a la web del Ple de Riure o llegir el programa en aquest PDF.

Per mi, sens dubte, el millor serà el divendres 23 amb l’actuació de Faemino y Cansado amb el seu espectacle “Parecido no es lo mismo“…

A disfrutar!!!!


La Vanguardia, 16-07-2010: “El 65,7 por ciento de los catalanes se siente muy o bastante orgulloso de ser español “

16/julio/2010

El 65,7 por ciento de los catalanes se siente muy o bastante orgulloso de ser español

16/07/2010 | Actualizada a las 20:04h | Política

Madrid. (EUROPA PRESS).- El 65,7 por ciento de los catalanes se siente muy o bastante orgulloso de ser español, mientras que el 18 por ciento se siente poco orgulloso y el 11,3 por ciento no comparte este sentimiento en absoluto, según se desprende del último Barómetro Autonómico del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El sondeo pone de manifiesto que un 34,7 por ciento de los catalanes considera a España como su país, un 13,8 la ve como una nación de la que se siente miembro y el 21 por ciento opina que es un Estado formado por varias nacionalidades y regiones. Un 7,9 por ciento lo considera un Estado ajeno del que Catalunya no forma parte. Además, el estudio indica que el 41,3 por ciento de los catalanes se siente tan español como catalán y el porcentaje baja al 25,6 para los que se sienten más catalanes.

El 13,6 por ciento se siente únicamente catalán y sólo el 9 por ciento se considera más español que catalán, mientras que el 8,2 por ciento se siente sólo español. El estudio revela que hay bastante división entre los catalanes a la hora de hablar de sus preferencias sobre el modelo de organización territorial. Mientras el 29 por ciento de los catalanes preferiría que se otorgara más autonomía a las comunidades, un porcentaje sólo algo menor, el 26,2 por ciento, ve el modelo actual como el adecuado, pero el 23,6 por ciento cree que el Estado debería reconocer a las autonomías la posibilidad de convertirse en Estados independientes. El 10,7 por ciento de los catalanes confirma que preferiría una fórmula en que existiera un Estado con un único gobierno central sin autonomías, y sólo un 4,8 por ciento consideran adecuado que las comunidades autónomas tuvieran menos autonomía que ahora.

Problemas: Paro, economía y políticos
En cuanto a los principales problemas para los catalanes, una inmensa mayoría, el 70 por ciento, sitúa en primera posición al paro, muy por delante de los problemas de índole económica (39,4), la inmigración (27,2) y la clase política y los partidos políticos (16,7). En esta lista, la falta de autodeterminación, la reforma de los estatutos de autonomía y el anticatalanismo sólo preocupan a poco más de un 2 por ciento de la población de Catalunya.

Dados los principales problemas para los catalanes, la gran mayoría considera que el 82,6 por ciento de la situación económica española es mala o muy mala, pero la cifra baja al 77 por ciento cuando se pregunta concretamente sobre la de Catalunya. Con la situación política ocurre lo mismo, y es que el 67,7 por ciento opina que la española es mala o muy mala, porcentaje que desciende al 43 por ciento cuanto se trata de Catalunya.


A %d blogueros les gusta esto: