El análisis de Enric Sopena en El Plural, 28/08/2010

Un héroe, si hubiera dicho que ZP los abandonó ante Al Qaeda

El error de Vilalta: “Nos sentimos orgullosos de nuestro Gobierno”

La Gaceta –Grupo Intereconomía-, respecto a los cooperantes catalanes Roque Pascual y Albert Vilalta, recién liberados de casi nueve meses de cautiverio por parte de la organización terrorista Al Qaeda, parece dispuesta a aplicarles el tormento Bono. O sea, una potente dosis inquisitorial de periodismo amarillo, buscando así la destrucción de unas víctimas del terrorismo que la derecha extrema intenta convertir en una especie de chorizos, corruptos o perillanes.

<!–Ayer, en portada, podía leerse el anuncio de una “exclusiva”. Era la siguiente: “Gecoinsa, la empresa de Roque Pascual, está relacionada con el caso Pretoria”. Pascual es uno de los dos consejeros delegados de Gecoinsa. Pero su nombre no aparece para nada en la lista de implicados o imputados del juez Garzón, quien fue el instructor del asunto llamado Pretoria.

Un pequeño detalle
Este pequeño detalle no importa, según parece, a La Gaceta que, tratando como fuere de descalificar al secuestrado, silencia otra actividad relevante de Pascual, ejercitada sin lucro personal alguno. Es patrono de la Fundació de Tallers de Catalunya, que ayuda a personas con discapacidades físicas y psíquicas para que puedan incorporarse al mundo laboral.

El delito de Alicia
Pascual ha participado, desde hace años, en expediciones humanitarias a África. Desde hace siete lo ha hecho con la ONG Acció Solidària. Su otro compañero, detenido por los terroristas, es Albert Vilalta. Su compañera fue Alicia Gámez, la primera en ser liberada. Su delito consiste, según La Gaceta, en que “lleva 20 años como funcionaria en el Juzgado de Primera Instancia de Hospitalet de Llobregat, otro municipio (…), feudo socialista (…)”.

El hijo de su padre
En cuanto a Vilalta –tiroteado por los terroristas- el delito se remonta a ser hijo de su padre, “consejero de Medio Ambiente durante la etapa de Jordi Pujol”. Además él ahora ha sido “colocado como director general de Tabasa, empresa encargada de la explotación y conservación de los túneles y accesos a la Ciudad Condal”. Sin embargo, lo que elude decir el periódico de Julio Ariza es que, en 1998 el padre de Vilalta fue nombrado secretario de Estado de Infraestructuras en el Gobierno de José María Aznar.

Los tres cargos de Osán
La ojeriza gacetil contra los cooperantes catalanes se resume también en este título: “El director de la ONG Acción Solidaria acumula tres cargos públicos en Barcelona”. El director de la ONG es Francesc Osán, funcionario de la Diputación por oposición abierta. Es el responsable, desde el año 2006, de la diplomacia de las ciudades. Con anterioridad, y desde 2004, fue el coordinador en la Diputación de proyectos de participación ciudadana. Y desde 1997 a 2004 fue director de Participación Ciudadana en el Ayuntamiento de Barcelona. No son tres cargos a la vez, sino uno detrás de otro, que no es lo mismo.

La vesania de la caverna
Pero lo más insoportable de todo esto es comprobar cómo la vesania se apodera de la caverna mediática hasta el punto de que ésta carga sin contemplaciones –acogiéndose al periodismo amarillo– contra las víctimas de una brutal actuación terrorista. En lugar de defender a las víctimas, las atacan sin piedad. Y sin fundamento alguno.

En el aeropuerto
Las palabras de Albert Vilalta, la otra noche en el aeropuerto de El Prat, debieron de sentar muy mal a los profesionales de vejar al Gobierno Zapatero. “Nos sentimos orgullosos de nuestro Gobierno”, afirmó Vilalta. ¡Qué gran error, Albert! Habrías sido un héroe para el PP de haber dicho: “Nos hemos sentido huérfanos con un Ejecutivo débil e inepto que nos abandonó ante Al Qaeda”.

Enric Sopena es director de El Plural

–>Ayer, en portada, podía leerse el anuncio de una “exclusiva”. Era la siguiente: “Gecoinsa, la empresa de Roque Pascual, está relacionada con el caso Pretoria”. Pascual es uno de los dos consejeros delegados de Gecoinsa. Pero su nombre no aparece para nada en la lista de implicados o imputados del juez Garzón, quien fue el instructor del asunto llamado Pretoria.

Un pequeño detalle
Este pequeño detalle no importa, según parece, a La Gaceta que, tratando como fuere de descalificar al secuestrado, silencia otra actividad relevante de Pascual, ejercitada sin lucro personal alguno. Es patrono de la Fundació de Tallers de Catalunya, que ayuda a personas con discapacidades físicas y psíquicas para que puedan incorporarse al mundo laboral.

El delito de Alicia
Pascual ha participado, desde hace años, en expediciones humanitarias a África. Desde hace siete lo ha hecho con la ONG Acció Solidària. Su otro compañero, detenido por los terroristas, es Albert Vilalta. Su compañera fue Alicia Gámez, la primera en ser liberada. Su delito consiste, según La Gaceta, en que “lleva 20 años como funcionaria en el Juzgado de Primera Instancia de Hospitalet de Llobregat, otro municipio (…), feudo socialista (…)”.

El hijo de su padre
En cuanto a Vilalta –tiroteado por los terroristas- el delito se remonta a ser hijo de su padre, “consejero de Medio Ambiente durante la etapa de Jordi Pujol”. Además él ahora ha sido “colocado como director general de Tabasa, empresa encargada de la explotación y conservación de los túneles y accesos a la Ciudad Condal”. Sin embargo, lo que elude decir el periódico de Julio Ariza es que, en 1998 el padre de Vilalta fue nombrado secretario de Estado de Infraestructuras en el Gobierno de José María Aznar.

Los tres cargos de Osán
La ojeriza gacetil contra los cooperantes catalanes se resume también en este título: “El director de la ONG Acción Solidaria acumula tres cargos públicos en Barcelona”. El director de la ONG es Francesc Osán, funcionario de la Diputación por oposición abierta. Es el responsable, desde el año 2006, de la diplomacia de las ciudades. Con anterioridad, y desde 2004, fue el coordinador en la Diputación de proyectos de participación ciudadana. Y desde 1997 a 2004 fue director de Participación Ciudadana en el Ayuntamiento de Barcelona. No son tres cargos a la vez, sino uno detrás de otro, que no es lo mismo.

La vesania de la caverna
Pero lo más insoportable de todo esto es comprobar cómo la vesania se apodera de la caverna mediática hasta el punto de que ésta carga sin contemplaciones –acogiéndose al periodismo amarillo– contra las víctimas de una brutal actuación terrorista. En lugar de defender a las víctimas, las atacan sin piedad. Y sin fundamento alguno.

En el aeropuerto
Las palabras de Albert Vilalta, la otra noche en el aeropuerto de El Prat, debieron de sentar muy mal a los profesionales de vejar al Gobierno Zapatero. “Nos sentimos orgullosos de nuestro Gobierno”, afirmó Vilalta. ¡Qué gran error, Albert! Habrías sido un héroe para el PP de haber dicho: “Nos hemos sentido huérfanos con un Ejecutivo débil e inepto que nos abandonó ante Al Qaeda”.

Enric Sopena es director de El Plural

Anuncios

One Response to El análisis de Enric Sopena en El Plural, 28/08/2010

  1. […] El análisis de Enric Sopena en El Plural, 28/08/2010 […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: