Miguel Poveda en el Liceo

29/septiembre/2010

Ayer martes, invitados por la Agencia Andaluza del Flamenco y como broche final a la campaña Flamenco soy con la que se pretende apoyar la candidatura a este arte a ser declarado patrimonio cultural de la humanidad por parte de la UNESCO, pudimos asistir a la actuación estelar de Miguel Poveda en el Liceo.

El artista presentó el cuadro “Historias de viva voz”, un compendio de la historia del flamenco versionada para la ocasión.

De esta forma, y acompañado de hasta siete miembros y cuadros de baile unipersonales, el cantaor realizó una pasada por lo más variado de la música flamenca recogiendo las más personales canciones de Manolo Caracol, la Niña de los Peines, Manuel Torre, Pepe Marchena, Bambino… y un sinfín de cantaores que no pude identificar.

Entre quejíos, quiebros, requiebros, cantes y baile y un repaso voluntarioso por los estilos jondo y fiestero, Miguel Poveda llenó el Liceo de un perfume folclórico exquisito, un duende, ápto para todos los públicos incluyendo los neófitos de la fiesta.

Con un cuadro muy bien compensado, destacaron las figuras de Chicuelo a la guitarra –con sus picados y los rasgueos- y de Rafael Amargós al piano –por sus acompañamientos-

Pero, en justicia, cabe destacar al resto de los miembros, la otra guitarra, la caja, los dos cantaores de acompañamiento… y los palmeros, dos espléndidos artistas de las palmas que deleitaron a los asistentes y arrancaron auténticas ovaciones.

Pero, si además de Miguel Poveda hubiese que destacar a alguien más, sin duda, sería la bailaora, una espléndida muchacha entrada en carnes que se marcó unos pasos dignos de la mejor Carmen Amaya o Sara Baras: encandiló al público con sus pasos, arte y duende y, sobre todo, por su desparpajo y genio.

De repertorio musical, el cantaor dio un repaso a las siguirillas, malagueñas, fandangos, tarantos, bulerias, entre otros palos de la tierra e incluyó también un tango y, como colofón a la fiesta y en catalán, el cant dels ocells por bulerías, muy apreciado por los asistentes.

Más de diez minutos de aplausos con el público en pie en una aclamación generosa de los artistas, en la que destacó la humildad de miguel poveda, cuatro bises y un alegato hacia Catalunya, “la meva terra, tal y como dijo el artista catalán, finalizó ayer una gran fiesta del arte y la cultura.

Nota: Gracias a Chesco y a Charly por las entradas, fue un auténtico regalo.

Anuncios

CiU torna a confiar en Pere Parés com a candidat a les municipals 2011

28/septiembre/2010

Ja és oficial, en Pere Pares, cap de l’oposició i portaveu de CiU al consistori del Masnou tornarà a ser el candidat d’aquest formació per a les municipals del 2011. Ja tenim el segon, desprès que mesos enrera Jaume Oliveres fos proclamat candidat per les bases d’ERC.

No és d’estranyar l’aposta de les dues formacions polítiques ja que tenen moltes coses en comú: edat, ambició i perfil ideològic i, en definitiva, suposen una clara aposta per l’acord.

Estem, doncs, davant l’evident acostament de les posicions sobiranistes de les dues formacions: l’aposta de CiU pel radicalisme nacionalista i la correcció pragmàtica d’ERC amb la voluntat d’arribar a un acord pel proper mandat.

Ja veurem cap a on va la deriva de les dues formacions.

Només falta saber qui encapçalarà ICV per saber si al Masnou hi haurà tripartit sobiranista…

NOTA: ICV va ser la promotora i iniciadora des d’Arenys de Munt de les consultes per la independència de Catalunya, Alcaldia de partit independent però que tenen adscrita com a propi al Consell Comarcal del Maresme.

Celestino Corbacho, Ministro de Trabajo e Inmigración en El Periódico 27/09/2010

27/septiembre/2010

En defensa de la reforma laboral

Las nuevas reglas dotarán a nuestro mercado de trabajo de la flexibilidad y adaptabilidad que precisa

Lunes, 27 de septiembre del 2010
Celestino Corbacho

Celestino Corbacho Ministro de Trabajo e Inmigración

Una de las críticas que recibe la reforma laboral es que se ha esperado dos años para llevarla a cabo. No es cierto, no lleva esperando dos años, sino dos décadas, porque nuestro modelo laboral ha tenido pocas variaciones en el último cuarto de siglo. La reforma laboral, por lo demás, es uno de los motivos que ha llevado a los sindicatos a convocar la huelga general del miércoles.

Hace unos días, en un debate público, una persona que había ocupado altas responsabilidades en el área económica de los gobiernos del PP reconocía que algunas de las medidas que contiene la reforma laboral se debían haber incorporado a nuestra legislación a principios de la década, cuando el PP gobernaba en España. Ahora, durante la tercera, y más intensa, crisis económica desde la transición democrática, hemos comprobado, una vez más, que el modelo exige cambios. Y ahora el Gobierno ha actuado anteponiendo esa clara necesidad de nuestro mercado laboral a la comodidad de no afrontar las reformas imprescindibles.

La rapidez y espectacularidad en la creación de empleo en España en los periodos de crecimiento económico -2.802.000 puestos de trabajo creados entre el 2004 y el 2008- es solo comparable a la rapidez y espectacularidad del incremento del desempleo en el momento de la recesión: 2.008.000 personas han perdido su trabajo entre el 2008 y el 2010.

¿Por qué un país capaz de crear estas altísimas tasas de empleo se enfrenta a un incremento exponencial del desempleo? Si existe un factor capital para obtener la respuesta, es el peso del sector de la construcción en el modelo productivo español.

Obviamente, no es el único factor; cabe pensar que el bajo valor añadido que genera el turismo de sol y playa o que el escaso crecimiento de nuestra productividad en los últimos 20 años también influyen, pero la elevada tasa de paro de España es consecuencia directa de la denominada crisis del ladrillo. Las estimaciones indican que más de la mitad de las personas que han perdido su puesto de trabajo durante la crisis provenían del sector de la construcción.

Es obvio que necesitamos otro modelo económico, y que este no puede construirse con las viejas herramientas. Estamos en una economía abierta, globalizada y competitiva. Lógicamente, si pretendemos que nuestra economía pueda competir y se pueda internacionalizar, precisamos de nuevos instrumentos.

La reforma laboral aporta algunas de las herramientas que nos van a permitir construir unos cimientos sólidos para nuestro nuevo modelo económico. Por ejemplo, la reforma dotará a nuestro mercado laboral de la flexibilidad y adaptabilidad que precisa. Pero que nadie confunda la flexibilidad con la precariedad, que nadie crea que adaptabilidad es sinónimo de complacencia.

Todos tenemos en mente cómo se garantizaron los puestos de trabajo y la continuidad de una factoría automovilística catalana. La modificación de las condiciones de trabajo, acordadas de manera ejemplar entre empresa y trabajadores, evitó buena parte de los despidos y garantizó la adjudicación de la fabricación de un nuevo modelo. Hoy, ese acuerdo ya está dando más frutos y la firma automovilística creará nuevos puestos de trabajo.

La reforma permite a nuestro mercado laboral ganar en adaptabilidad, para que el tejido productivo sea todo lo flexible que las circunstancias exijan y que trabajadores y empresa decidan. Porque la reforma laboral reafirma que los acuerdos son el camino para que las modificaciones de las condiciones de trabajo que se establezcan sean fruto de la negociación y tengan por objeto garantizar los puestos de trabajo.

Pero la reforma tiene vocación de ser, además de una ley ya vigente, un punto de partida. Tiene voluntad y potencial para convertirse en la base para el desarrollo de un marco de relaciones laborales adecuado para el siglo XXI. De ahí que incluya una apelación a que los interlocutores sociales, en ejercicio de su autonomía colectiva, acuerden en un plazo de seis meses una reforma de la negociación colectiva en el marco de la negociación bipartita que están desarrollando en la actualidad sobre esta materia.

Ese es el siguiente reto de nuestro marco de relaciones laborales, adecuar la negociación colectiva laboral, que la Constitución consagra, al ámbito bipartito entre los representantes de los trabajadores y empresarios. Tengo la convicción de que los interlocutores sociales afrontan esta negociación con la responsabilidad necesaria para dinamizar el mercado de trabajo y favorecer el empleo.

Es necesario que, una vez aprobada la reforma laboral, y con ese horizonte de seis meses, las organizaciones empresariales y los sindicatos representativos retomen la voluntad expresada en el acuerdo sobre negociación colectiva, firmado por los interlocutores sociales el pasado mes de febrero.

Tal vez esta semana los acontecimientos nos desborden, pero en ningún caso deben alterar el objetivo expresado tanto en la voluntad del acuerdo bipartito como en la reforma laboral. La ciudadanía exige a todos los interlocutores con responsabilidad en el ámbito social que creen las condiciones tanto para dar respuesta a la situación actual de la economía, como a los principales problemas que nuestro mercado laboral arrastra desde hace décadas.

Ministro de Trabajo e Inmigración.


Més sobre els bous…

26/septiembre/2010


La foto definitiva…

24/septiembre/2010

El semanario de información comarcal que se distribuye con El Periódico de Catalunya, El Far, en la edición de 24 de septiembre en un artículo sobre el día de la Rosa del PSC en Gavà titulado Unidad para encarar el 28-N presenta una fotografía que más abajo reproduzco en la que me asomo por ahí…. La foto definitiva

Doy las gracias a Emi que es la que me lo ha chivado…

Por cierto, si queréis ver más fotos, leed el post Montilla dixit: “Me enfrento a alguien que te ha negado el voto en dos ocasiones pero que se lo dio a Aznar dos veces”.


Perder la razón: el Parlament de Catalunya blinda “els bous”

23/septiembre/2010

Apuntaba yo en 5 de agosto en mi blog mediante la entrada Corridas de toros y correbous: ¿señas de identidad o maltrato animal?, que Catalunya se había destacado siempre por una clara y contundente defensa de los derechos de los animales -todos- y apuntaba expresamente a las regulaciones que en 1988 y 2003 (Llei 3/1988, del 4 de març, de protecció dels animals y Llei 22/2003, de 4 de juliol, de protecció dels animals) y que si hubiese tenido que votar en el Parlament de Catalunya hubiese tenido un grave problema ético y moral: por un lado no estoy de acuerdo con el maltrato animal, tenga la cara que tenga, pero me disgusta actuar sabiendo que hay personas que sienten las corridas de toros como patrimonio cultural.

Y entonces ya advertí: o se prohíbe todo el maltrato o no se prohíbe ninguno. No entiendo la diferenciación entre los Toros y los Correbous: ambos se nutren del espectáculo de sometimiento al mismo animal, con crueldad y si el elemento cultural era un argumento válido para uno también, en justicia, debiera servir para el otro. Y si ese argumento no era aceptado porquer la premisa más importante era la defensa de los anumales -suficiente y justificado- debiera aplicarse a todos.

Ayer el Parlament de Catalunya perdió la razón y, de forma incoherente con los argumentos que se adujeron para prohibir las corridas de toros, ahora apoyaron “els bous”.

El PSC, tanto en un caso como en otro, dio libertad de voto a sus componentes: 3 votaron a favor de la prohibición y el resto contra la misma. Exactamente que ayer con “els bous”: tres a favor de la prohibición (1 comentó que se había equivocado votando a favor) y el resto a favor. Por tanto, ese partido fue congruente con lo que hizo con los toros.

Fueron CiU y ERC los que cambiaron el sentido de su voto. Los argumentos que no sirvieron para los toros si les valen para “els bous”.Todos votaron a favor de salvaguardar una fiesta cultural y no la otra.

El alejamiento de estos dos grupos políticos de la gente es tan evidente que en la encuesta de La Vanguardia, ante la pregunta ¿Aprueba el blindaje de los ‘correbous’ acordado en el Parlament?, a las 16:45 horas y tras haber votado 4168 personas, el 90% NO estaban de acuerdo con la medida.

Y pese a que Artur Mas se ha apresurado a negar que no se trata de un tema de enfrentamiento entre Catalunya y España, con una calculada intención electoralista, me ratifico en el último párrafo de mi post antes referido:

Pero es más. Es que entonces sospecho que muchos de los que votaron no a los toros y si aceptan los bous tienen en mente, no la defensa de los animales, sino la de sus oscuros y calculados intereses: hacer desaparecer cualquier seña de identidad o cultural que huela a España.

Para acabar, un poco de humor, que muchas veces refleja mejor la realidad…


Ferreres en El Periódico de Catalunya, 23/09/2010

23/septiembre/2010


A %d blogueros les gusta esto: