Seamos serios (y1): Las relaciones con Europa

La situación política que se vive en Catalunya es excepcional. Excepcional y muy interesante, políticamente hablando.

La gente tomó la calle harta de muchas cosas. De los políticos, de la falta de trabajo, de los recortes en sanidad y educación, de la corrupción, la falta de escrúpulos, las ayudas a los ricos, de la falta de oportunidades… todo ese cúmulo de sentimientos fue hábilmente vehiculado el 11 de septiembre, en la manifestación más multitudinaria habida nunca en Catalunya… El lema era inconfundible “Catalunya, nou Estat d’Europa”, y bajo el mismo, una ingente cantidad de personas reclamaban la independencia de Catalunya.

Muchas, no podemos negarlo, hacían suyo el grito como aliento para separarse de un Estado al que no reconocen, para asentar las bases de un Estado Propio. Las personas independentistas que realmente quieren romper con España. Eran y son muchos. Muchos más que hace unos años, pero, que quede claro, no eran la mayoría de manifestantes.

La gran mayoría de personas estaban alentadas por un sentimiento mucho más común que las ansias de independencia: la frustración. Efectivamente, la deriva económica, la imposibilidad de otear un futuro estable, los dramas familiares que están –estamos- atravesando y el paulatino empobrecimiento que estamos sufriendo, entre otros, hicieron el resto.

Tanto daba que el lema fuera este u otro. Tanto daba bajo que bandera de saliese a la calle. Esto no importaba, lo realmente importante es que la ciudadanía ha dicho basta. Quieren soluciones y al parecer, para muchos, la independencia pudiera ser la solución a nuestros males, mejor dicho, es La Solución.

Tal y como la presentan, una Catalunya independiente no tendrá problemas para abonar las pensiones ni para asumir la deuda, la relación con España será de una corrección exquisita y será recibida con los brazos abiertos por unas Europa encantada de contar con un nuevo estado… nada de eso es cierto…

Las relaciones con Europa

Las tensiones regionales que están protagonizando Catalunya y España tienen más ejemplos en otros territorios de Europa; de esta forma, Francia con Córcega, Italia con las regiones del Norte, Alemania con Baviera… y Holanda, Bélgica… En todas y cada una existen tensiones regionales y más ahora que con la crisis se agudiza el sentimiento de injusticia en el reparto de las cargas económicas. Existe, pues, un complejo entramado de intereses que es común a los estados miembros que, difícilmente aceptarían una decisión unilateral de Catalunya no consensuada con España y carente de legalidad.

Es una cuestión de pervivencia por lo que no cabe duda que caso que Catalunya autoproclamase su soberanía sin un proceso consensuado y de acuerdo con la legalidad vigente, ningún estado de Europa la apoyaría para evitar que sucediese lo mismo en sus territorios.

Todo eso sin contar el complejo entramado diplomático y los intereses que mantienen los diferentes estados que, de entrada, suelen tender a ser bastante inmovilistas y cautos en los temas territoriales.

Por este camino, lo más probable es que una Catalunya independiente proclamada por esa vía quedaría fuera de la unión Europea y carecería del reconocimiento internacional mínimo y necesario para poder ser viable.

Aquellas personas cuya finalidad última sea la independencia de Catalunya no verán en esto un problema. Todo lo contrario, preferirán convertirse en mártires de sus ideas y para ellos será suficiente. Por tanto una parte importante de los que se manifestaron el 11 de septiembre verán cumplidas sus expectativas; pero recordemos que la gran mayoría de los que se manifestaron a favor de la independencia lo hicieron por creer que eso mejoraría su situación personal…

A estas personas debemos decirles la verdad. Los que abogan por la independencia deben ser honestos y darles a conocer los riesgos.

Anuncios

4 Responses to Seamos serios (y1): Las relaciones con Europa

  1. Carlos dice:

    Ernest, quitandole dramatismo a la situación (creo que es conveniente) y convirtiendola en una situación normal me pregunto ¿cual es el problema de fondo?.

    Según la legalidad vigente, no se puede realizar una “consulta via referendum”, pero la legalidad no dice nada en absoluto de hacer una “consulta via no referendum” que ofrezca garantias cuasi de referendum.

    Salvado este pequeño obstáculo, el gobierno catalán de turno tendrá que reflejar en sus actos la decisión del pueblo catalán. Estoy completamente convencido de que Catalunya no es independentista. A lo que me pregunto ¿por qué ese miedo a que salga el sí?, ¿por qué ese miedo a que salga el no?. Entre unos y otros estan haciendo que la distancia entre Catalunya/España y España/Catalunya cada vez sea mayor salga lo que salga en la consulta.

    Creo que es eso lo que la mayoría de catalanes estamos viendo atónitos.¿Tienen miedo a que decidamos dentro del marco legal de la Constitución?

    Tengo muy claro que excepto ERC nadie comenzará un camino fuera de la legalidad nacional (España) e internacional (Europa).

    Es cierto que la coyuntura económica hace mucho más fácil los movimientos independentistas cuya contribución es simplemente decir que nos irá mejor estando solos. Una predicción futurista cuasí igual a las predicciones económicas a la que nos tienen acostumbrados.

    Creo que es mucho más importante dar soluciones a los problemas del día a dúia de miles de familias que solo tienen como salvavidas a Caritas. Ese es el camino que a mi modo de ver hemos de recorrer juntos, dejando a un lado matices políticos y tendencias de moda.

    La gente pasa hambre, así de sencillo y así de dramático. ¿Les hablamos de España, o de una nueva Catalunya, o de la Constitución?

    Debemos entre todos financiar a esas familias que no tienen ningún ingreso ya que con eso les devolveremos la dignidad y la esperanza. Para mí en particular lo otro es secundario.

    Cuidate crack ¡¡¡

    Me gusta

  2. Ernest Suñé Nicolás dice:

    Respuesta a Carlos:

    Tiene razón en la forma y en el fondo. Tenemos -los políticos, en general- miedo a la democracia y nos falta capacidad para vehicular la participación de la gente.

    Me gusta

  3. Carlos dice:

    Me consta que tú no tienes miedo. Animo Ernest como diría Joan Manuel Serrat (que por cierto está como desaparecido) :

    “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”

    Un abrazo.

    Me gusta

  4. Ernest Suñé Nicolás dice:

    Respuesta a Carlos:

    Y además, de verdad…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: