Non plus Ultra. Interpretaciones a la sentencia del TC sobre la declaración del parlament de Catalunya

28/marzo/2014

Si. Una vez hecha pública la sentencia, ahora es el turno de las interpretaciones que, como es bien sabido, tiene tantas como intereses estén en juego.

Desde los que sacan pecho por haber anulado la declaración del Parlament hasta los que dicen que la misma avala el “derecho a decidir” que puede dar pie a una consulta.

Ni una cosa ni otra. Y las dos a la vez.

Queda claro que el alto tribunal considera que el principio primero de la declaración, según el cual “el pueblo de Cataluña tiene, por razones de legitimidad democrática, carácter de sujeto político y jurídico soberano”, vulnera los artículos 1.2 (que declara que la soberanía reside en el pueblo español) y 2 (que recoge la unidad de la nación española) de la Constitución, así como los artículos 1 y 2.4 del Estatuto de Autonomía de Cataluña, que establecen que Cataluña ejerce su autogobierno y la Generalitat sus poderes de acuerdo a la Carta Magna. Y lo anula.

Plas!!!!! Bofetada en toda la boca a las fuerzas que apoyaron la declaración en el Parlament de Catalunya. Y a los díscolos del PSC.

Lo mismo ocurre con el “Derecho a decidir”. El tribunal declara constitucionales las referencias al “derecho a decidir de los ciudadanos de Cataluña”, ya que considera que pueden ser interpretadas de conformidad con la Carta Magna, ya que cree que estas referencias al derecho a decidir suponen una aspiración política a la que solo puede llegarse mediante un proceso ajustado a la legalidad constitucional con respeto a los principios de “legitimidad democrática, pluralismo y legalidad” expresamente proclamados en la declaración en estrecha relación con el “derecho a decidir”.

Plas!!!!! Bofetada en toda la boca a las fuerzas que hacen del inmovilismo su forma de hacer política. Y a las fuerzas que apoyaron la declaración en el Parlament de Catalunya. Y a los díscolos del PSC.

¿Por qué?

El TC avala las tesis de la dirección del PSC: Por un lado respecto a la nulidad de una parte de la declaración lo que avala su posicionamiento contrario y por otro por que establece que el derecho a decidir ha de interpretarse de conformidad con la Carta Magna: Decide sobre lo que tengas competencias y no más allá.

Non plus ultra.


No soy independentista

26/marzo/2014

No soy independentista.

Yo no he caido en la marea independentista que recorre Catalunya. Y tengo una razón de peso para ello: Por que soy de izquierdas.

Ni más ni menos, no soy independentista porque soy de izquierdas, soy socialista.

Yo siempre he creído en la solidaridad entre las personas y los pueblos, en la redistribución de la riqueza y en el dogma que “quién más tenga, pague más” propio de la izquierda.

Y el rechazo a estos principios es precisamente lo que mueve a muchas personas que que autoproclaman independentistas que anteponen el “Yo” al “Nosotros” y el “Nosotros” de unos pocos al “Todos”, el convertir el reparto solidario en un agravio llamándolo “robo” o “expolio”…

Personas que abrazan, de forma descarada, las premisas de la derecha. Las del egoismo y de la insolidaridad. Las que gritan “todo es mío, todo para mí”.

Esas mismas personas que se retrotraen al punto de la historia que más les conviene para reclamar “Catalunya” o los “Països Catalans”, estupidez tan grande como les que argumentan que “En España nunca se ponía el sol”. Las dos caras de la misma moneda.

A todos ellos, les dedico el siguiente vídeo, para que elijan la fecha que más les conviene y reclamen su pertenencia a esas fronteras.


Yo tambien soy un “mal catalán”. #yotambiensoymalcatalan

19/marzo/2014

Si, lo confieso: yo también soy un “mal catalán”.

Soy tan mal catalán como mis idolatrados Xavier Sardà, Jordi González, Jordi Évole y Luis del Olmo. O mis queridísimas Julia Otero, Margarita Rivière o Nuria Ribó.

Soy tan mal catalán como –pese a no estar de acuerdo con ellos la mayoría de veces- Arcadi Espada, Juan José Burniol, Borja de Riquer o Juan Carlos Girauta.

Soy tan mal catalán como mi compañero y compañera de partido con los que discrepo pero respeto –profundamente- Quim Nadal y Laia Bonet.

Soy tan mal catalán como esos periodistas a los que acostumbro a leer con fruición como Lluis Foix, Joan Tàpia o Joaquim Coll.

Soy tan mal catalán como todas y cada una de las personas que forman parte de la lista que han elaborado los independentistas para señalar a los que no los somos o, simplemente, no están de acuerdo per se con sus postulados.

Aquí estoy.


Nueva obra: “Retrato del Dr. Thomas Schittenhelm” #Art #Arte

19/marzo/2014

Ayer finalicé mi última obra, “Retrato del Dr. Thomas Schittenhelm“, buen amigo de Alella. Se trata de un óleo sobre tela de 51 x 40,50.

La empecé el 7 de marzo y la finalicé ayer, cuando plasmé la firma, un total de 11 días en los que he invertido aproximadamente unas veinticinco horas.

Ahí va…

Dr Thomas Schittenhelm

También ayer me comunicaron que mi obra “Troncos y limoneros en pista“, presentada al Concurso XXIX de Exhibición de Enganches 2014 de Sevilla no había quedado ganadora. Y hoy estoy de bajón…


“Reforma de la llei de l’avortament: 30 anys enrera” Acte @PSCElMasnou #ElMasnou

17/marzo/2014

cartell_xerrada_avortament

Des del PSC del Masnou i sota el títol “Reforma de la llei de l’avortament: 30 anys enrera” hem preparat una xerrada-col·loqui pel pròxim dimecres dia 19 de març a les set de la tarda, a la segona planta de Can Malet, acte en el que comptarem amb la presència de a psicòloga i sexòloga Carme Sánchez.

Precissament aquest matí he repartit cartells de propaganda de l’acte com el que encapçala aquest post a diferents indrets del municipi: Vienessos –era tancat-, CAP Ocata, RENFE Ocata, i Instituts Maremar i Mediterrània.

Ha estat en aquest darrer on ha saltat la sorpresa, donat que no han permés penjar el cartell dins l’escola ja que, i segons paraules textuals d’una persona de la direcció “també n’hi ha famílies que n’estan d’acord i volem mantenir-nos neutrals”…

No he pogut parlar amb aquesta persona que ha utilitzat l’ordenança com a intermediari i no m’he volgut pas discutir amb ell que prou amoïnat era, ja, però no he sortit gens content de l’Institut Mediterrània per dos raons: Per la poca valentia a donar la cara utilitzant un tercer de missatger i per l’argument erròni de la neutralitat.

El primer s’explica per si sol, però el segon, queda palès que en aquest cas, la neutralitat és permetre que hom pugui expressar la seva opinió  i no pas impedint donar a conèixer un acte. Això és partidisme pur i dur.

Estic segur, però, que deu ser una opinió minoritària en aquest intitut.


A %d blogueros les gusta esto: