La herencia recibida

El acuerdo entre las dos fuerzas mayoritarias del Masnou que suma una mayoría suficiente tiene ya definida la nueva estructura municipal y repartidas las funciones. Poco ha tardado el Alcalde en tomar el pulso a la situación y marcar el ritmo de trabajo que se prevé con una cadencia mayor que la que marcó el gobierno anterior.

El nuevo gobierno de CiU y ERC se pone en marcha sin la ventaja evidente de poder culpar a los predecesores de los problemas que se encuentren en los cajones, a diferencia de lo que hicieron el 2011.

Éste gobierno es el legítimo heredero del anterior y, por tanto, responsable directo tanto de sus triunfos, como la recuperación de las banderas azules que ellos mismos perdieron, como de sus errores.

De momento, sobre la mesa tenemos los elementos que supondrán la primera gran crisis del nuevo gobierno de CiU y ERC. Nos referimos a la herencia envenenada que deja el anterior regidor de Medio Ambiente: el enfrentamiento con los chiringuitos de la playa.

Tras dos meses sin controles y con una laxitud admirable sobre determinados temas, el nuevo gobierno deberá afrontar el creciente clima de enfado que muestran los chiringuitos con la carta que el pasado 11 de junio les envió Jordi Matas, dos días antes de la toma de posesión del nuevo Alcalde y cuando no existía pacto entre las dos fuerzas –se cerró esa misma noche en el restaurante Feliz 2 de Alella-; efectivamente el entonces concejal de Medi Ambient “en funciones”, Jordi Matas envió una dura carta a todos los chiringuitos exigiendo la retirada de una serie de elementos y reduciendo la ocupación de la playa.

Y eso que pocas semanas antes de las elecciones mantuvo una reunión con todos los chiringuitos y, en un momento dado, hizo salir de la misma a los técnicos municipales para cargar contra estos y la policía como principales impulsores de las denuncias a los chiringuitos…

Hay dos opciones y en cualquiera de ellas habrá heridos: o se mantiene el criterio heredado y por tanto se abre un conflicto con los chiringuitos o se retracta y por tanto se corrige al anterior regidor que quedará señalado en la línea de salida.

El papelón para su compañero Romà López Bolart, flamante regidor de Medi Ambient es evidente. Y para Oliveras, que tiene ya su primer conflicto interno y no lleva ni una semana de Alcalde…

De momento, la herencia recibida es propia. A ver si lo explican en el Masnou Viu…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: