Gestionar las frustraciones del 2 de octubre

Parece ser que el próximo 1 de octubre los catalanes estaremos llamados a un referéndum.

Sin entrar a cuestionar ni el fondo ni la forma, es decir, sin tomar partido –que es difícil- en un tema enquistado en la que tanto los partidarios como los detractores mantienen posturas enfrentadas, quisiera hacer un llamamiento a las administraciones para comenzar a pensar en gestionar las frustraciones del día 2 de octubre o incluso antes.

Como ya he dicho, sin entrar a analizar ni las razones de unos y otros, existe tal enfrentamiento que el éxito de unos supondrá, de forma inmediata, el fracaso de los otros.

No es ya posible otro 9N en que todos quedaros satisfechos al haber cumplido básicamente los objetivos pactados tácitamente; ahora es diferente pues ambos desean el fracaso del otro ante una acción sin acuerdo, lo que nos pone en la tesitura de haber de gestionar, si o si, el fracaso de una parte importante de la sociedad.

El día 2 de octubre, como mínimo en un 50%, la población catalana se sentirá defraudada y frustrada con sus políticos, lo que podría desencadenar en tensiones y violencia gratuita. Y digo podría, en condicional, porque si algo ha demostrado la sociedad catalana es madurez, pero a la vez, una mala canalización de esa frustración por algún grupo radical podría desembocar en un grave problema.

La Generalitat y el Gobierno tienen la obligación de prever qué hacer con esa ciudadanía que se sienta perdedora, y cuanto antes lo hagan, mejor, porque vistos los últimos acontecimientos puede que la frustración no espere el retorno de las vacaciones.

El Col·legi de Psicòlegs de Catalunya debería ya establecer unos protocolos de atención parecidos a los del acompañamiento en el duelo, porque les aseguro que tan altas están las expectativas para cada una de las opciones que la caída será de órdago, y algunas reacciones a la frustración, como indica el Consejo General de la Psicología en España, puedan desembocar en “comportamientos agresivos tanto hacia el exterior como hacia el interior, transformando al individuo en un ser antisocial o autodestructivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: